Denuncian por abandono de persona a Cambiemos y a concejal de Florencio Varela

El episodio se produjo luego del episodio que sufrió Daiana Belén Acevedo, quien con sus 20 años, se encontraba ansiosa de participar por primera vez como fiscal de una elección. El domingo 22 de octubre de 2017 se levantó más temprano que de costumbre y fue en horario a la escuela, donde debía fiscalizar para Cambiemos; lo que nunca imaginó fue que aquello que empezó como una jornada cívica terminaría en un grave caso de “abandono de persona”.

Así lo describe Rosa Da Silva, la mamá de Daiana, quien asegura que la Alianza y, en especial el actual concejal oficialista de Florencio Varela, Pablo Alaniz, “abandonaron” a su hija el día de la elección, hasta la actualidad. No obstante, la señora expresó que ni siquiera en la Casa Rosada la ayudaron, “no sé por qué quieren taparlo”, manifestó.

El episodio se produjo luego del episodio que sufrió Daiana Belén Acevedo, quien con sus 20 años, se encontraba ansiosa de participar por primera vez como fiscal de una elección. El domingo 22 de octubre de 2017 se levantó más temprano que de costumbre y fue en horario a la escuela, donde debía fiscalizar para Cambiemos; lo que nunca imaginó fue que aquello que empezó como una jornada cívica terminaría en un grave caso de “abandono de persona”.

Así lo describe Rosa Da Silva, la mamá de Daiana, quien asegura que la Alianza y, en especial el actual concejal oficialista de Florencio Varela, Pablo Alaniz, “abandonaron” a su hija el día de la elección, hasta la actualidad. No obstante, la señora expresó que ni siquiera en la Casa Rosada la ayudaron, “no sé por qué quieren taparlo”, manifestó.

Cómo fue el episodio

Da Silva relató que ella y dos de sus hijas, habían sido contactadas por un conocido de Alaniz para fiscalizar por Cambiemos en las legislativas. Propuesta que aceptaron y, al momento de la jornada electoral cada una fue al lugar destinado. A Daiana, le tocó la Escuela N°50 de Varela.

Cuando promediaba la jornada la joven tuvo que salir de su lugar de fiscalización para ir hasta la Escuela N°38 de Bosques, donde debía votar. Llegó a la institución y buscó su Mesa asignada, la 622. Allí, Una se acercó hasta las autoridades y exhibió un certificado emitido por Cambiemos que confirmaba su condición de fiscal, por lo que pidió no realizar la fila de espera y así poder regresar lo más pronto a la institución que el partido le había indicado fiscalizar.

En ese momento, una autoridad de mesa le negó el pase a la joven y denunció que la misma estaba “cantando su voto” por lo que no podía emitir sufragio. Motivo por el cual, se desencadenó una discusión que, rápidamente subió de tono y presentó empujones. En un instante, la mujer golpeó en el pecho a Daiana y ésta, inmediatamente, se descompensó.

Llegó una ambulancia y Acevedo fue llevada al Hospital Zonal General de Agudos Mi Pueblo, de Florencio Varela, donde ingresó de urgencia cerca de las 4 de la tarde. Según la constancia médica, la joven fue diagnosticada con un cuadro severo: “Accidente Cerebro Vascular hemorrágico”.

Mientras, la familia se anoticiaba del hecho, no terminada de conocer la gravedad del cuadro, dado que sólo le habían mencionado que se trataba de una simple descompensación. Cuando Da Silva arribó al hospital, después de haber fiscalizado la elección, la llevaron a la habitación donde estaba su hija y se topó con otra realidad. “La tenían en un cuarto tirada y tapada con una bola de nylon verde”, denunció la madre de Daiana.

En ese sentido, agregó que su hija “estaba morada y fría, tenía sangre seca en la nariz y en el oído; casi no respiraba”, expresó. La mujer afirmó que una médica le dijo que su hija tenía “muerte cerebral” y que no había más nada por hacer. Paso siguiente, le pidió conformidad para donar los órganos de la joven, dado que no tenía hecha su manifestación de voluntad.

En esa instancia, Da Silva se negó al diagnóstico y arrancó una lucha personal que, aún mantiene. “Estábamos en el hospital y una enfermera me dijo que si la quería salvar, la sacara del hospital y la mandara a otra institución”, indicó Rosa. Consejo que siguió y decidió contactar a varios dirigentes del distrito para empaparlos en el hecho.

En el lugar se hizo presente Maximiliano Bondarenko, electo ese día como concejal por Cambiemos. “Fue el único que me ayudó”, dijo la mujer. De alguna manera, por pedido de Da Silva, Bondarenko consiguió que el 1 de noviembre Daiana fuera derivada al Hospital El Cruce.

Allí los médicos le practicaron un drenaje cerebral, le colocaron una válvula en la cabeza, le realizaron una traqueotomía y le pusieron un botón gástrico. Así pudieron salvarla, aunque con secuelas. Siete meses estuvo internada en El Cruce; después dos meses más en una clínica de rehabilitación de Don Bosco, luego fue llevada a Capital Federal, a un sanatorio, y más tarde a Pilar a otro centro médico.

Actualmente, la joven se encuentra en una institución de Escobar. “En todo ese tiempo los de Cambiemos no se hicieron cargo de nada. Fui a todos lados y nadie me dio una ayuda”, lamentó Da Silva.

“Fui hasta la Casa Rosada, hablé con una secretaria de Marcos Peña y me dijeron que iban a ver el caso y no pasó nada”, agrega la mujer y recuerda que “un día me lo encontré al Concejal Alaniz, le conté la situación y me dio su tarjeta y me dijo `llamame´, pero nunca me atendió”.

Asimismo, la madre de Daiana sostiene que, en el Concejo le dijeron “que no llame a la prensa” y que no haga la denuncia del caso. “Abandonaron a mi hija. Ella fue a ayudar a Cambiemos y ahora Cambiemos no nos quiere ayudar a nosotros. No sé por qué quieren taparlo, no entiendo.”, manifestó Da Silva.

Fuente: Agencia Nova

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *