Cayó el jefe de la barra de Racing por el ataque a los hinchas de Deportivo Cali

Está acusado de ser parte del grupo que agredió a los simpatizantes colombianos en el tren Roca, a la altura de Gerli, como represalia por el robo de una bandera.

El jefe de la barra brava de Racing, Leandro Paredes, fue detenido en las últimas horas en el marco de la investigación por el ataque a hinchas colombianos de Deportivo Cali, «emboscados» en mayo pasado en pleno vagón de una formación del tren Roca, en Gerli, como represalia por el robo de una bandera.

Se trata del mismo sujeto, de 32 años, que había sido detenido en agosto, acusado de agredir a golpes, junto a otros cómplices, al ex líder de la Guardia Imperial, en un ataque que habría sido planificado, ocurrido en un restaurante ubicado a metros de una comisaría en Lanús.

En este caso, Paredes fue sorprendido en el interior de una vivienda de Lanús, donde le secuestraron armas de fuego, celulares y más de 7 mil dólares, entre otros elementos de valor para la causa.

La orden de detención partió del Juzgado de Garantías 2 del Departamento Judicial de Avellaneda-Lanús, que dio lugar al pedido del fiscal Mario Prieto, de la UFI 4, que encabezó la investigación.

El pasado 25 de mayo, integrantes de la barra de Racing se hicieron presentes en la estación Gerli del ferrocarril Roca y emboscaron a un grupo de simpatizantes del Deportivo Cali que arribaban a esa estación a bordo de una formación con destino a Plaza Constitución.

El conflicto entre ambas hinchadas había comenzado cuando los colombianos robaron una bandera de Racing en el Cilindro de Avellaneda.

El hecho ocurrió cuando un grupo que representa a los aficionados más radicalizados de Cali ingresó al estadio con la excusa de querer conocerlo. En un alambrado había un “trapo” del grupo Burzaco, que forma parte de la barra de la Academia.

Los barras la desataron, la guardaron en un bolso y se la llevaron. Al otro día mostraron su tesoro en las redes sociales, burlándose de lo sucedido y desafiando a sus rivales de la Academia.

La Guardia Imperial amenazó de muerte a los barras de Cali y, días después, cerca de 200 hinchas de Racing salieron a las calles de la Ciudad de Buenos Aires a “cazar” a los colombianos que robaron la bandera.

Paredes y su gente hicieron inteligencia hasta saber que los colombianos paraban en una casa de El Jagüel, en Esteban Echeverría, y que irían a un banderazo el feriado del 25 de mayo en apoyo a su equipo en el Obelisco tomando el tren que hace el recorrido Ezeiza-Constitución.

Fuente: Sur a Diario – Noticias de la Zona Sur / Policiales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *